jueves, 9 de agosto de 2007

Primero, después de entrar al IPN...

Este es el primer post que escribo desde que entre al IPN, SI estoy en ESIME Zacatenco (para aquellos que no lo sabían).

La verdad no voy a criticar la escuela, la gente, los maestros (aunque solo he conocido 3), ni a nadie sino solo escribir un post en el cual haga referencia a lo que estoy viviendo.

Es un vuelco de 180 grados (no encontré la bolita jiji), todo lo que no estaba permitido hacer mientras curse el bachillerato ahora es posible, gente fumando, saliendo y entrando de clases, o simplemente sentados al rededor de las cafeterías o en las explanadas tomando el sol y platicando, así como también es posible encontrar gente leyendo, estudiando, haciendo investigación y trabajos.

Todo esto la verdad el primer día me desconcertó, ahora creo que ya lo tomo dentro de mis estándares de normalidad, la verdad es que se cumple eso de que quien va a estudiar es porque quiere, quien esta dentro del salón y cumple con todo es porque quiere, en serio nadie te obliga, pero al final se ven los resultados en el ETS (Examen de Titulo de inSuficiencia Suficiencia), más de 200 alumnos están en unos y otros, por los pasillos se escuchan decir:
Estoy fuera de reglamento
... esta fuera de reglamento
¿Que no esta(s) fuera de reglamento?

y esto es porque no solo deben una materia sino varias y no de cualquier semestre sino de muchos anteriores.

Esto solo demuestra que realmente no estamos aprovechando lo que se nos ha dado, esa oportunidad de tomar el mayor conocimiento, y no estoy hablando de cualquier conocimiento sino de uno avanzado y que podría ser de calidad, si ya se que si hay quien lo hace, y que llegan a ser grandes ingenieros y que después, muy probablemente, encuentren trabajo en el extranjero, y ¿Porque se van?, pues porque nadie los entiende, creen que son ñoños o nerds y la verdad es que solo están tomando aquello que nos corresponde a todos los humanos: EL CONOCIMIENTO, y no solo tomarlo, aprenderlo, memorizarlo, sino también razonarlo, entenderlo y aplicarlo para que todos los demás tengamos una mejor calidad de vida.

Imagínense si todos nos tomáramos la misma molestia que toda esa gente, no tendríamos que abandonar el país, porque todos nos entenderíamos, nos apoyaríamos y aportaríamos aquellos conocimientos para poder aplicarlos conjuntamente haciendo de este país un mejor lugar.

La educación no es mala en México, ni los alumnos, ni los maestros, sino la forma tan conformista y mediocre que tenemos de pensar, misma forma que nos ha llevado a la pobreza y a todos los problemas que día con día se mencionan en los noticieros. No hay que reformar la educación, hay que reformar nuestra mentalidad, nuestros ideales como nación, nuestras metas como personas y no solo conformarnos con lo que tenemos, o lo que nuestros padres y madres se esfuerzan por darnos.

Hay que tener no solo las ganas, sino también la convicción de estudiar, de aprender y de lograr cultivarnos para poder salir adelante, yo mientras seguiré haciendo un esfuerzo para lograr lo que quiero, siempre sacando el mayor provecho de lo que la vida me ha dado, invirtiéndolo en conocimientos y preparación para después, dependiendo de lo que ustedes decidan hacer, abandonar el país o seguir aquí para luchar al lado de todos.