Sombra

Tu aroma me persigue donde quiera que voy, está presente como la sombra pegada a mis zapatos. me tortura con tu recuerdo, atrofia mi pensamiento y lo enclava en tu recuerdo, en la sensación de tu piel rozando suavemente la mía, en la visión de tus ojos mirándome... tiernamente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Burocracia en México, Mi caso en el IPN

Mediciones prehispanicas

Contento y en UPIITA